miércoles, 25 de septiembre de 2013

La familia CAFFARENA en Cártama.

         Otra de las familias protagonistas de la economía y sociedad malagueña del siglo XIX, de origen Genovés, llegó a Málaga para probar fortuna en los negocios del vino y los licores, que llevaron la marca “Caffarena”. Posteriormente se dedicarían a la medicina y a la edición de publicaciones.
         El primero de esta saga en pisar tierras malagueñas fue José Rafael Caffarena Ambroggio, nacido en 1825, orfebre que fue contratado en nuestra ciudad por su paisano y platero, Francisco Lombardo, que tuvo su taller a mediados del siglo XIX en la calle Nueva.


         José Rafael Caffarena contrajo matrimonio con la hija de su jefe, Cristina Lombardo Fagilhot, nacida en Málaga en 1832. Este matrimonio tuvo ocho hijos, cinco varones y tres hembras, una de las cuales murió al nacer; siendo el primogénito de ellos Ángel Caffarena Lombardo (v).
         Falleció José Rafael Caffarena en 1901, y a los pocos meses su esposa Cristina Lombardo.


                                                      ¿fotografía tomada en Cártama?

          El primogénito citado: don Ángel Caffarena Lombardo, nacido en 1858; abogado y político; ocupó además los siguientes cargos en Málaga:
-          Miembro de la Junta Provincial de Sanidad del Ayuntamiento.
-          Vocal de la Liga de Contribuyentes y Productores.
-          Vicepresidente de la Sociedad Española de Higiene.
-          Decano del Colegio de Abogados en dos ocasiones.
-          Presidente del Partido Conservador de Málaga; del que quiso dimitir, pero que el propio Presidente del Gobierno, Antonio Maura, le convenció para que no lo hiciera.
         Fue propietario en Cártama de porción de tierra denominada: “Santa María y San Rafael”, de entre 50 y 60 hectáreas de secano y olivar, que paso a ser conocida como "Cortijo de Caffarena".
         Posteriormente, esta finca perteneció a don Mariano Fernández Bolaños, hermano del célebre líder socialista malagueño don Antonio Fernández Bolaños. Y a don Mariano le fue expropiada en los años 60, para construir el "Poblado de Colonización", hoy conocido como “Nueva Aljaima”.
         Estuvo casado don Ángel Caffarena Lombardo con María Sola Muñoz, con la que tuvo ocho hijos. Falleció en 1913, cuando aun se encontraba al frente del Partido Conservador.

         Entre los descendientes de este Caffarena colonizador de Cártama, hay que destacar a Vicente Caffarena Aceña, que fue ingeniero y construyo varios puertos marítimos en África y en España, uno de ellos fue Puerto Banus. Destaca también Ángel Caffarena, que fue cronista y editor con calle en Málaga y llegó a ser miembro Honorario de la Generación del 27. José María Caffarena Raggio que fue Médico y pionero en el trasplante de corazón. Pero más conocido es el farmacéutico Rafael Caffarena Robles, que inventó una crema que fue un éxito en los años cuarenta y que tenía la farmacia en la Alameda Principal, donde sigue en la actualidad.


2 comentarios:

  1. Dos de los negocios malagueños más unidos a la familia Caffarena lo forman el Café Santa Cristina y la Farmacia Caffarena, punto de reunión de los malagueños desde hace más de un siglo.
    Cristina es un nombre muy vinculado a esta familia de origen italiano pues así se llamaba la madre de los ocho primeros Caffarena nacidos en Málaga (Cristina Lombardo). No es de extrañar que este fuera el nombre elegido por Miguel Caffarena Such para fundar los Cafés Santa Cristina, una empresa que comenzó su andadura con sólo dos empleados y que terminó en la multinacional Nestlé.
    Antonio Caffarena Lombardo, el más pequeño de los hijos del orfebre genovés fue quien el 6 de junio de 1898 inauguró su lujosa farmacia de la calle Larios, más grande que la actual porque hacía esquina con la Alameda y también con la calle Martínez.
    Su hijo, Rafael Caffarena Robles ideó durante la posguerra la famosa Crema Caffarena, ideal para la higiene y belleza del cutis, además de eliminar pecas y espinillas. Este laboratorio que fabricaba la crema estuvo abierto hasta 1976.

    ResponderEliminar